ESPECTÁCULOS

Verónica Castro niega haberse casado y habla por primera vez de la muerte de su madre

Ciudad de México.- Verónica Castro rompe el silencio y niega haberse casado y habla por primera vez de la muerte de su madre.

Lo hizo en exclusiva para Janet Arceo, de Grupo Fórmula, en una entrevista.

¿Por qué no se casó nunca?

De acuerdo con Castro, “no se me antojaba. Yo decía, esa cosa es un papelito y esa cosa de por qué bajo las leyes de los hombres me tengo que casar. Si fuera por la iglesia ante dios y la virgen ella sabe que estoy enamorada de esta persona y que voy a tener un hijo por amor, pero de eso a firmar un papel con un señor que se te para enfrente y después te hace problemas si ya no quieres estar casada pues… No las leyes de los hombres están como raras”.

Con esta declaración, deja claro que nunca se casó, desmintiendo la versión de Yolanda Andrade de que hace algunos años se dieron el sí en París, Francia.

Verónica Castro confesó a Arceo que “hace 4 años que se cayó mi mamá y ella ya no se pudo reponer y yo tampoco. Sufrí mucho con lo de mi mamá, y entiendo a mi hijo que lo sigue sufriendo”.

“Fue un año muy difícil, a mí me golpeó desde el año pasado, estoy golpeada por ver a mi madre que no se podía mover. Las ganas que tenía de hacer las cosas y que me decía no me da tiempo de hacer las cosas que yo quiero, me estoy yendo, le digo no mamá, no, no y fue irremediable. Se fue, es como que te queda un hueco muy raro, esa mamá era muy especial, me manejaba la vida”.

La actriz no pudo evitar el llanto al recordar cuáles fueron las últimas palabras de doña Yolanda:

“Sus últimas palabras fueron ‘yo a ti como hija tendría que haberte soltado un poquito más la rienda porque no quiero dejarte tan sola’. Estoy muy bien así sola, le di las gracias de que me dejó así y me forzó en muchas cosas, de trabajar… Puras cosas positivas qué fuerte, era mi mamá, pero fue una gran maestra de vida. Tengo que ser fuerte y salir adelante”.

La protagonista de ‘Rosa Salvaje’ aseguró que su mayor debilidad es su nieta Rafaella, quien hasta sacó su carácter como contó a Janet Arceo:

“Esa canija es mi punto débil, igual o peor que yo, tiene un carácter bien plantado, la gozo. Rafaella y a los otros dos no me los dejan ver y están en Miami y están muy bien, yo espero verlos pronto”.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button