NACIONAL

Los regalos de los Reyes Magos al niño Jesús, ¿cuál es su significado?

El oro, incienso y la mirra fueron los tres regalos que recibió el niño Jesús de parte de los Reyes Magos; conoce aquí cuál es su significado.

La noche del 5 de enero es una de las más esperadas por los pequeños, ya que significa que Melchor, Gaspar y Baltasar, los Reyes Magos, llegarán y traerán consigo algunos de los regalos que pidieron en su carta.

¿Pero en realidad eran reyes? ¿De dónde viene la tradición? El Evangelio según Mateo, en el capítulo 2, versículos del 1 al 12, se refiere a ellos como “magos”. Narra que llegaron a Jerusalén provenientes del oriente guiados por una estrella brillante para adorar al rey de los judíos que recién había nacido.

Según el relato, tras un momento en el palacio al ser llamados por Herodes, siguieron su camino hasta llegar a un pesebre donde nació el niño Jesús, a quien le hicieron tres regalos: oro, incienso y mirra.

De acuerdo con la tradición cristiana, fue la estrella de Belén la que los guió en su camino.

 

En narraciones posteriores de la historia se identificaron los nombres de los magos, así como sus tierras de origen: Melchor de Persia; Gaspar (también llamado Caspar y Jaspar) de la India y Baltasar de Arabia. Los presentes que hicieron al niño Jesús tienen significados simbólicos.

¿Que significado tienen los regalos de los Reyes Magos a Jesús? 

Melchor, Gaspar y Baltasar dieron al niño Jesús tres obsequios: oro, incienso y mirra; esto es lo que simbolizan:

Baltasar regaló oro

Baltasar obsequió oro al niño Jesús para reconocer su grandeza y lo que él representaba: “el rey de los judíos”.

Gaspar obsequió incienso

Hace referencia a la divinidad del niño Jesús y su identidad como hijo de Dios. El presente de Gaspar se indica en La Biblia como parte de la cultura hebrea y judía como una ofrenda.

Melchor dio mirra

Melchor entregó la mirra cuya resina sería empleada por su madre, María, para ungir el cuerpo de Jesús luego de su muerte. Era considerada como un bálsamo precioso hace miles de años.

Las representaciones populares de la Navidad parecen comprimir la historia para hacer que parezca que los tres Reyes Magos se presentaron en Belén, pero las celebraciones tradicionales sitúan su visita 12 días después de la Navidad.

La conmemoración oficial de la llegada de los magos, denominada Epifanía o Día de Reyes, es una de las festividades cristianas más antiguas. Los católicos romanos celebran la Epifanía el 6 de enero, mientras que en la fe cristiana ortodoxa la celebran el 19 de enero.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button